viernes, 13 de septiembre de 2013

...

Debí creerte desde un principio. Debí creerte, debí creerte.
Si tan solo no hubieras sido un vil mentiroso desde que tengo memoria, y si no te hubieras empeñado en apuñalar mi corazón una y otra vez...
Maldita sea, ¿quién me salvará ahora?
La noche es muy larga, y el final es inminente. Me veo enferma, muy enferma
¿Realmente estoy muriéndome?
Oh, Dios mío, sálvame ahora.
Lo siento por todo, ¿alguien puede ver mi dolor?
¿Por qué nadie me escucha ahora que soy débil y estoy desesperada?
Ya he quebrado mis uñas y agrietado mi piel arañando incansable el muro que me separa de la luz.
No puedo con esto, simplemente. No puedo.
Sálvame ahora, no es esto lo que yo quería.
Solo quiero escuchar que no es demasiado tarde para mí.
Y es que soy tan joven, y estoy tan rota...
Empiezo a ver el fruto de lo que yo misma me hice. Dios mío, ¿por qué?
No quiero esto, por favor, alguien que me despierte ahora.
No sé como llegué a esto, yo no era así, pero me volví completamente loca.
Y estoy tan arrepentida...
Necesito que me digan que esto no es cierto, que aún puedo volver. Por favor, por favor...
¿Cómo he podido hacer esto?
Debí creerte. Oh, cielos, de verdad debí creerte. Pero, ¿cómo iba a imaginarlo? Siempre fuiste cruel conmigo, ¿cómo podía imaginar que me advertirías de algo que realmente iba a acabar conmigo?
Es tan tarde ya, pero, ¿qué tan tarde es para pedir perdón por todo lo que he hecho?
El invierno está terminando, y el frío con él. El frío de mi vida. Nunca creí que sería así...
Fui tan jodidamente estúpida e inmadura, y estoy pagando por ello. Voy a pagar por ello.
No quiero hacerlo, maldita sea, no debería ser así. Nunca creí que las cosas llegarían a este punto, no quiero creerlo.
Dios mío, tengo tanto miedo. ¿Qué debería hacer? ¿Dónde están todas las personas que me incentivaron a continuar con mi actitud egoísta y auto-destructiva, en vez de alejarme de ello? ¿Por qué no hicieron nada por mí, aún cuando estaban presenciando como yo misma saboteaba lo poco que quedaba de mi vida?
¿Cuánto les importa, amigos míos? ¿Por qué no están aquí mientras lloro y tiemblo de terror? ¿Por qué no me abrazan si ya no tengo una botella de alcohol en la mano? ¿Dónde están? Los necesito ahora, por favor.
Estoy tan sola.
Al fin y al cabo, también estaba sola cuando llegué aquí, ¿no? No puede ser tan malo, todos estamos solos al final...¿verdad?
Debería dejar de escribir, pero aún tengo tanto por decir...
No es como si alguien fuera a leer esto, pero aquí quedará, por si acaso.
Solo me gustaría que la gente dejara de hacerse daño. Ese es mi deseo ahora, que he tocado fondo, fondo.
No destruyas tu vida por muy mala que parezca, maldita sea, es la única que tienes, y te juro que no te haces una idea de lo lejos que puedes llegar cuando ya no lo controlas. Son demonios que manejan tu mente y ya no te dejan detenerte hasta acabar contigo, con tu mente, con tu cuerpo, con todo lo que te rodea.
Por favor, no digas que quieres morir, no sabes de lo que estás hablando. Por favor.
Debí haberte creído, papá, lo siento. Pero es tan tarde ya, y el invierno, y el frío, y mi vida...

1 comentario:

SMSC dijo...

Nunca es tarde para dar marcha atrás y escoger otro camino que te convenga más. La vida al fin y al cabo está para eso, para equivocarse y volver a empezar tantas veces como tú quieras :)